Por qué estudiar en Oxford

 

Lo más importante de las experiencias de estudiar en el extranjero es que los estudiantes pueden dar un paso fuera de nuestro centro e inmediatamente empezar a practicar el idioma que han estado viendo en clase. Oxford es el perfecto ambiente en el que practicar inglés – una ciudad amigable, pequeña, segura y limpia donde cada estudiante tiene la oportunidad de hablar todo el día, cada día – en restaurantes, museos, bares, tiendas, o en el autobús. ¡En todos sitios!

Aparte de tener una de las universidades más importantes, que le hacen uno de los centros más famosos de aprendizaje, ¿qué más tiene Oxford que ofrecer? Bien, es una gran ciudad y en la que:

  • es fácil moverse a pie
  • está llena de edificios históricos – los colegios de la universidad, iglesias, museos y castillo hacen de la mayoría de los tours un par de horas muy interesantes.
  • tiene muchas zonas verdes – hay dos ríos, mucho parques y un bonito jardín botánico, todos sitios preciosos para relajarse
  • está llena de amables bares tradicionales – hay unos 20 bares a 5 minutos de Berlitz (¡incluyendo debajo de nuestra escuela!) todos con una buena selección de cervezas inglesas y un ambiente amigable
  • tiene un increíble patrimonio literario – JRR Tolkien, CS Lewis,  and Lewis Carroll todos encontraron inspiración aquí.
  • tiene infinidad de opciones de distintas cocinas – no solo fish ‘n’ chips o pies, también hay restaurantes que sirven comida de todas las partes del mundo para todos los que les guste experimentar
  • está situada en el corazón del sur de Inglaterra – cerca de ciudades importantes como Londres, Birmingham y Bristol, así como del espectacular paisaje (the Cotswolds está a 15 minutos conduciendo), y lugares geniales para visitar como Stonehenge, el lugar de nacimiento de Shakespeare en Stratford, o la casa de familia de Churchill en Blenheim Palace